Hernán Espinosa: “Tosco fue un hombre con contradicciones y errores, con aciertos y virtudes”

Acertando nuevamente en el blanco, el director local Hernán Espinosa disfruta del éxito de "El Gringo. El musical de Tosco", obra dedicada a la vida del gremialista que logró trascender generaciones y plasmarse en la historia social y política de Córdoba. En charla con Babilonia, el artista cuenta cómo fue reconstruir el legado del hombre que fue figura del Cordobazo.

 

 

 

 

¿Cuántas veces nos imaginamos cómo era la vida de algún personaje histórico? Esta pregunta parece haber sido el punto de partida para que Hernán Espinosa comenzará a escribir  “El Gringo, el musical de Tosco”, una obra que atraviesa los hilos más íntimos de esta figura política que impactó en la realidad de toda una generación cordobesa. Se trata de una historia que cautiva desde la primera escena, con música de Emmanuel Millán, escenografía de Ciro del Barco y Margarita Nores, vestuario de Luciano Vedier, producción ejecutiva de Julieta Bringas Costa, y dirección de Hernán Espinosa, quien contó -en una entrevista exclusiva con Babilonia- cómo fue el origen de esta idea que ya se convirtió en un éxito.

Recordemos que Espinosa hace décadas que viene trabajando en la línea de teatro musical de la ciudad, logrando estrenar obras que han abierto camino en el género a nivel local y logrando traspasar fronteras, llegando a merecer valiosos premios nacionales. El año pasado, atento al calendario, estrenó "La Reforma, ópera rock", y en la lista de estos casi 20 años se recuerdan obras como "Jerónimo, el musical", "Cumbres borrascosas", "Los tres mosqueteros", "Brochero, el santo" y "Frankenstein".

 

- ¿Cómo fue el proceso de creación de este musical?

- Yo sabía que se venían los 50 años del Cordobazo, entonces quise tratar de homenajearlo desde el género que profeso desde hace 17 años, así como sucedió el año pasado con la “La Reforma”. Yo soy bastante “efemérico”: veo cuáles son las fechas que van a tener, de por sí,  una llegada a la sociedad y trato de interpretarlas desde el teatro musical.

En esta ocasión, me centré en la vida de uno de los más emblemáticos personajes de la historia, como fue Agustín Tosco. Empecé a investigar sobre su vida y el Cordobazo, y ahí es que me interesé por plantear lo que quizás no todos conocen sobre él en el ámbito más privado. Por eso el eslogan habla de “El líder. El mito. El hombre”. Quise darle el espesor humano a esa figura de bronce que todos tenemos de Agustín Tosco.

 

- ¿Desde qué perspectiva decidiste llevarla a cabo?

- Me interesaba contar la relación que tenía con sus padres, con su hermana, en Coronel Moldes. Cuando viene a Córdoba, erige su vida sindical desde muy joven, algo que influyó directamente en una vida tormentosa con su esposa y sus hijos pequeños, porque la vida gremial lo absorbía todo el día. Encima, después conoce a otra mujer, con la que comienza una relación extra-matrimonial. Y claro, ahí se complica todo porque el sindicato no estaba de acuerdo con esta decisión de Tosco. Todo esta otra parte de su vida es la que vuelco en el musical, con mucho respeto, expresando lo que cuentan los libros de historia y sin inventar nada.

 

 

- ¿Qué es lo que más te ha sorprendido de la vida de Agustín Tosco?

- Me ha sorprendido el hecho de que ya no hay “Toscos”. Es decir, que una figura como él en lo sindical, en lo personal, en lo social, en su pensamiento, en el no querer quedar vinculado a ninguna ideología, tenga una entereza y sea tan fiel a sus principios, luchando ya no sólo por un sindicato sino como un líder de los trabajadores en su conjunto. Esa clase de personajes ya no existen, no están. Y nos hacen falta en el medio de estos tiempos tan virulentos, con tanta grieta, que estamos viviendo. Agustín Tosco tenía una magnitud que, por ejemplo, estando preso, ganó las elecciones para ser presidente sindical.

Sin embargo, también me impactó que, por el lado personal, se lo tildó de padre abandónico, que no estaba mucho en su casa, y para colmo conoce en el trabajo a esta compañera con la que compartía este afín político. La esposa, pobre, tuvo que bancarse todos los allanamientos, criar a sus hijos, cumplir el rol de una mujer que no ha sido fácil para nada. Y ni hablar del papel de la amante, sobre todo después de la muerte de Tosco, que tuvo que aguantar todas las torturas.

 

- Con un contenido tan particular, y como riesgos de que pueda herir susceptibilidades, ¿cómo sentís que lo recibió la gente?

- Hay dos planos: por un lado, lo artístico, el hecho de no olvidar que se trata de una obra de teatro. Entonces, emociona mucho, ataca los sentimientos, porque esto es lo que tiene este género: la música eleva las sensaciones a niveles siderales. En este aspecto, la gente aplaude permanentemente.

Por el otro, desde lo ideológico, muchos nos dicen que hay letras que parecen estar escritas para estos tiempos.  El público hace una lectura totalmente actual del contenido de la obra, a pesar que pasaron 50 años de este hecho histórico como fue el Cordobazo. Es una historia muy reciente aunque haya pasado el tiempo.

 

 

- ¿Cómo llegaste a desarrollar estos contenidos de tipo político?

- Me encanta porque tenemos tantas historias nuestras para contar, no sólo a nivel local sino pensando en Argentina en su totalidad. De hecho, otro proyecto que estaba ensayando, y que se estrena el 21 de mayo en el Teatro Real, por los 100 años del nacimiento de Eva Perón, es “Compañera Evita”, por un encargo de la Agencia Córdoba Cultura. El musical tiene esto de ser pedagógico, de entrar a través de la música. En carpeta tengo planeado hacer a vida de Jerónimo Luis de Cabrera, el cura Brochero, y hasta sobre el Barón Biza. Pero quién te dice que el año que viene no saltó con un “Don Juan”, que tiene mucho de Flamenco, y sea algo nada que ver con lo que estoy haciendo. Tampoco me quiero encasillar ni aburrirme. Aunque me apasiona hacer esto y darle a Córdoba el lugar que merece a nivel nacional.

 

“El Gringo. El musical de Tosco”

 

Todos los jueves de mayo, a las 21, en el Teatro Ciudad de las Artes (Av. Ricchieri 1955). El valor general de las entradas es de  $450 y se adquieren en la boletería del teatro, puntos de venta de Autoentrada y en el portal web: www.autoentrada.com.

 

 

 

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

babiloniagestionliteria@gmail.com

 

Córdoba, Argentina