Intervenir lo cotidiano: una nueva propuesta teatral en Córdoba

26 Oct 2018

El pasado miércoles la Agencia Córdoba Cultura, a través del Teatro Real, presentó un triple estreno del elenco de la Comedia Cordobesa, en distintos espacios de la ciudad y en horarios no convencionales. En un mismo día, se propone un recorrido que comienza en el Teatro Real, continúa en el Espacio Cultural Museo de Las Mujeres y cierra en el Museo Histórico Provincial Marqués de Sobremonte.

 

Quien primero habla es Raúl Sansica, Director del Teatro Real, que -nos confió-, se trató en principio de una propuesta de la Agencia Córdoba Cultura, que a través del teatro, busca introducirse en los espacios públicos, los museos, y la rutina del día. “Se busca intervenir  la cotidianidad del cordobés, cortar la semana. Queremos que el espectador pueda ver, por el  valor de una entrada, las tres obras, dos, una, o lo que quiera. Desde el lenguaje clásico, hasta obras más contemporáneas, eso quisimos expresar en la elección de las tres producciones”, expresó.

 

Además, es un proyecto que, pensado a largo plazo, persigue la idea de “invitar a jugar e intervenir, pensar que el teatro está presente a toda hora, en todo lugar y todos los días”. Por otro lado, desde la Agencia, se propone como una actividad que los turistas también pueden disfrutar en la ciudad,  como una nueva opción.

 

Desde Babilonia también charlamos con Giovanni Quiroga, curador del nuevo proyecto, para conocer de cerca esta propuesta que irrumpe en la semana de la ciudad.

 

Desde lo actoral, ¿qué es lo nuevo de esta propuesta? 

-Uno de los puntos mas novedosos es que los actores dirigen, es decir, actores internos nos auto-dirigimos. El modelo de trabajo habitual del elenco de la Comedia es que se contrate un director, quien hace una propuesta, elige los actores, hace un casting y monta la obra desde su idea.  En este caso, son obras dirigidas por los propios actores que forman parte de este elenco estable.

 

 

¿Cómo es el trabajo del grupo que, a su vez,  se divide en tres obras?

-Todos somos un mismo elenco, ahí se juega mi función de curador, ya que estamos trabajando tras un mismo sentir: ofrecer a la población espectáculos de calidad, que les sirvan como enriquecimiento, no sólo artístico, si no como motivo de reflexión social y política, por su puesto. Para poder dividir el conjunto de trabajo, nos centramos en los deseos: los deseos de los directores primero y después, un modo de convocatoria. De esta manera, los grupos se armaron casi totalmente por el gusto de participar en determinada producción  teatral. Así pudimos trabajar tres modelos de teatro y distintas maneras de abordarlo, con estéticas muy variadas.

 

Las tres propuestas son completamente diferentes, ¿Por qué?

-Principalmente porque buscamos manifestar  tres destrezas, aunque no todos estemos en todo. Pero la idea es proponer ante el público, en la tarde de Córdoba, un menú teatral de platos muy diferentes. Muy distintas maneras de actuar y de ofrecer arte con un motivo de reflexión.

 

¿La reflexión es uno de los objetivos que se plantea este proyecto?

-En realidad, el teatro, en el fondo, cumple su verdadera función artística cuando pone al espectador a reflexionar sobre la realidad, sobre lo que le toca en ese momento. Esto es algo que se puede ver en las tres propuestas, todos chocan con un ser social que pone en juego su sensibilidad y su capacidad de amar, de cambiar, de camuflarse. De hecho, yo creo que básicamente lo que  ha movilizado al mundo desde siempre, es la capacidad de amar y de buscar el amor que tenemos los hombres. Y es el motor de las obras, quizá no de una manera explicita o específica, pero es lo que reviste las posibilidades y capacidades humanas.

 

 

- Se propusieron un gran desafío, ¿no?

- El desafío que tenemos los artistas contemporáneos, en general,  es rescatar la sensibilidad del público para que vuelva a sentir apetito por el enriquecimiento espiritual, al que el teatro aporta sin dudas. Ha crecido más la cultura del tener, que la cultura del ser, que es enriquecida por el arte, la belleza, la poesía, la sensibilidad. El ser ha sido desplazado, y al ser apuntamos.

 

 

El circuito comenzó este miércoles, pero continúa todos los miércoles hasta finales de noviembre. Las primeras funciones siempre son a las 15.30, en la sala Azucena Carmona del Teatro Real con “Galápagos”, continuando a las 17.30 con “6 Apartes” en el Espacio Cultural Museo de las Mujeres y por último, a las 19.30, “Verde que te quiero verde”, en el Museo Marqués de Sobremonte. Entrada general para las tres obras: $200 (el mismo día).

 

Las obras:

 

-“Galápagos”, escrita y dirigida por Ignacio Tamagno.

Elenco: Gonzalo Tolosa, Lautaro Metral, Gabriel Coba, Florencia Rubio

 

-“6 Apartes” de Victoria Monti. Seis monólogos presentados en un montaje ecléctico donde actores y actrices se vuelven personajes ante la mirada del público. 

Elenco: Gabriel Coba, Pablo Tolosa, Gabriela Macheret, Marcia Urbisaglia, Norberto Bernuez, Carolina Godoy

 

-“Verde que te quiero verde”, de Raúl Sánchez. Homenaje al poeta Federico García Lorca, con fragmentos de algunas de sus obras: "Yerma", "El retablillo de Don Cristóbal", "La casa de Bernarda Alba", "Doña Rosita la soltera", poemas del Romancero Gitano y Poeta en Nueva York.”

Elenco: Adrián Azaceta, Diana Lerma, Silvia Pastorino, Giovanni Quiroga, Patricia Rojo, Luis Torres, Lucía Nocioni

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

babiloniagestionliteria@gmail.com

 

Córdoba, Argentina