Fernando López: "Me pareció que Philip ya estaba maduro para meterse en esos líos"

 

Dice su autor, que los nuevos personajes que surgen en cada una de las publicaciones de la saga de Philip Lecoq “aparecen y van haciendo una rara operación estratégica para ocupar la totalidad de la escena” dentro de su cabeza hasta que no le queda más remedio que plasmarlos en papel. Y que es allí donde surgen cada uno de los episodios propiamente dichos de esta colección, que acaba de presentar su VI entrega titulada “La ciudad de los desechos”.

La aclaración vale porque López convive internamente con Philip desde hace años, mientras que -al mismo tiempo- le pone el cuerpo a otros tantos relatos (novelas-ensayos) y/o actividades (como el Festival Córdoba Mata), aunque parece que este extraño detective cordobés surgido de los márgenes urbanos se las arregla siempre para llamar su atención y conseguir tener una nueva historia.

 

Un largo camino ha recorrido Philip desde el primer capítulo hasta hoy. Dice su autor, confirmando lo ya dicho, que en total serán diez episodios de esta saga pero que no puede (o quiere) develar cómo terminarán cada uno de los personajes que la componen. Saga que comenzó allá por el 2012 con un tímido Felipe Gallo ex preso y desanimado en cuanto a su futuro, que poco se parece al Philip actual, que le ha sacado provecho a su marginalidad y está  cada vez más sediento de desafíos a develar.

Por supuesto que López sabe que Lecoq ha crecido y por eso lo expone en esta oportunidad a “La ciudad de los desechos”,  un escenario mucho más complejo al que estaba acostumbrado en los relatos anteriores, donde debía rastrear a delincuentes surgidos de lúmpenes familiares. Aquí, en cambio, nuestro detective amante del fernet y el choripán deberá enfrentarse a personajes que no sólo son siniestros sino que son parte de una red de corrupción, donde políticos, policías, funcionarios y hasta religiosos meten mano.

 

Luego de la presentación del libro y en la previa de lo que será el Córdoba Mata 2017, Fernando López contó un poco más sobre la sexta entrega de la historia, de lo que vendrá después y de paso adelantó la programación del festival que tendrá lugar desde el 11 al 14 de septiembre en el marco de la Feria del Libro Córdoba.

 

 

- En esta oportunidad Philip no tiene que develar tanto un crimen sino descubrir un misterio, sacar a la luz eso que la sociedad se esmera en ocultar, ¿cuál fue tu premisa al construir este nuevo relato?

- Una lectora que nunca conocí escribió en mi fbk: ¿Por qué no hay una novela en Córdoba que se meta con la realidad política tan rica que tenemos? Lo tomé como un desafío. Yo andaba por el cuarto o quinto episodio de la saga y pensé que tenía razón en cierto punto. Todas mis novelas, corrijo: todas las novelas tienen contenido político, aunque no sea explícito.

 

- Desde el título, “La ciudad de los desechos”, ya no hay un enemigo particular, sino un conjunto de personas que generan hechos delictivos a quienes el detective cordobés debe enfrentar, ¿sentís que en este sexto episodio has graduado a Philip y lo ponés en un escenario mucho más grande para que muestre sus talentos?

- Me pareció que Philip ya estaba maduro para meterse en esos líos. Y que era lógico que las investigaciones se fueran complejizando. Lo veo como algo natural, propio del crecimiento.

 

- ¿Cuánto crees que es capaz de crecer como detective Philip?

- No lo sé. Simplemente madura, como el adolescente que lleva dentro y mete la nariz en todos lados. Es curioso y cree realmente en la utopía de la integración a una sociedad que lo rechaza. Le pasa a él como a todos los ex convictos que vivieron la mitad de sus vidas en la cárcel, ex alcohólicos abandonados por sus mujeres y con hijos arrebatados por la muerte en las esquinas, que inventan la cooperativa Esperanza sin Muros para que sus nietos no caigan en el delito y las drogas, viejos ladrones de bancos con códigos morales y todos con varios balazos en el cuerpo.

 

- La novela describe de manera certera un margen social donde ocurren hechos perversos y habitan personajes siniestros, que descansa ante un poder que lo ampara. Más allá de la investigación realizada para este episodio, ¿cuánto te interesa esta red de inteligencia que parece caernos como ciudadanos y no nos damos cuenta?

- Muchísimo. Es complicado develar secretos en una sociedad en la que el mensaje es siempre una mentira. En la ficción igual que en el ensayo es complicado, más todavía es entenderlo para la gente común sin educación y sin trabajo. Philip Lecoq (Felipe Gallo) es un pibe que decide ser detective porque no consigue trabajo, y que en su afán de crecimiento termina por fin el secundario en este sexto episodio. Si lo es para nosotros, universitarios de clase media que vemos pasar los drones sobre nuestras cabezas y no entendemos quién los maneja, ¿qué queda para los marginados?

 

 

- Funcionarios corruptos, agentes inoperantes, candidatos cegados de poder, ¿en cuánto se parecen el ámbito político y policial dentro de la saga y en la Córdoba real?

- ¡Ojalá se parecieran! Quienes trabajamos con ficciones modificamos los datos que procesamos para dar una lejana sensación de que lo que estamos escribiendo no es así pero puede serlo en un futuro cercano. Ya no hay en la novela negra, creo, como lo hubo alguna vez, un afán de restablecer la confianza del lector en la ley y en la justicia.

 

- La saga de Philip ya lleva seis episodios, ¿cómo convive este relato en tu cabeza junto a otras tantas historias por escribir? ¿cómo es el trabajo de mantener en espera y luego avanzar cuando llega la hora de seguir hablando del detective cordobés?

- Los personajes aparecen y van haciendo una rara operación estratégica para ocupar la totalidad de la escena. Llega un momento en que es imposible convivir con ellos sin escuchar lo que dicen y darles la carnadura que piden. Hay entre ellos una especie de batalla sorda y muchos van quedando en el camino.

 

- En una oportunidad señalaste que la saga de Philip tendría diez episodios, ¿sigue en pie la afirmación? ¿Con qué se enfrentará el detective con tonada la próxima vez?

- Sigue en pie. Tengo varias ideas y veré cuál se impone. Por de pronto ya sé que el séptimo episodio transcurrirá casi todo en la cárcel de Bouwer. Y para el octavo está rondando la idea de una persona mayor que va a buscar a su nieta a una guardería, la que termina rodeada por policía y gendarmería porque lo confunden con un terrorista. Eso por ahora.

 

- Ésta más que una pregunta es un pedido: después de tanto machismo en Philip, ¿para cuándo un desliz de la Yési para que él tome de su propia medicina?

- (Risas) No es la primera vez que me hacen esta pregunta. Por otro lado percibo que tiendo a satisfacer los pedidos de mis lectores y lectoras. Ocurrió claramente con el episodio VI, como ya conté. Pero Yési no es un personaje que genere lástima. No olvidemos que fue una prostituta adolescente, que varias veces le ofreció a Philip volver a su oficio en épocas de malaria y que en uno de los episodios se saca las ganas de satisfacer los deseos sexuales de un inspector municipal. Me gustaría conocer otras opiniones. Por ejemplo, una lectora muy joven me dijo que le había gustado mucho el personaje de Yolanda en La suerte tiene sus planes. Además de jugar fútbol, en algún episodio futuro la Yési practicará boxeo, encabezará un comando femenino para escarmentar a los violentos del barrio y después de tener el décimo hijo decidirá cortarse las trompas para ocuparse de ella misma (esto se menciona en el primer episodio). Sin olvidar la voracidad por la “matraca” de su compañero, del reclamo sexual permanente a Philip que le resta fortaleza para trabajar. Es un personaje muy rico aunque parezca secundario. Por otro lado, aunque las novelas las escribe un “escritor fantasma”, lo hace en primera persona como si fuera Philip y él solo cuenta su punto de vista.

 

El Córdoba Mata es un Encuentro Internacional de Literatura Negra y Policial que lleva este año su cuarta edición, y que se presentará el próximo lunes formalmente en el Centro Cultural España Córdoba. Este año, el lema del festival será “Los libros y las armas”, disparador que servirá para que autores, editores y lectores dialoguen y discutan sobre diferentes temáticas. Fernando López, como uno de los organizadores del evento, nos adelantó as novedades de este Córdoba Mata 2017.

 

"Este año habrá una mesa con la antropóloga Rita Segato, el escritor chileno mapuche Colil Abricot y el indio napalpí Juan Chico, sobre raza y nación. Una sobre cárceles, muros y alambradas. Habrá una mesa en la que se debatirá el origen de la “non fiction” en el mundo (¿quién fue primero, Walsh o Truman Capote?)", se cuestiona. En tanto, López agregó: "Otra mesa será sobre pornografía, el género maldito por excelencia;  “la construcción de la monstruosidad”;  las distintas formas de matar (pesadillas, hambre, pestes, etc. etc.)".

En cuanto a la presencia de visitas ilustres, López distinguió de la programación la presencia de autores de  España, Italia, Bélgica, Estados Unidos, México, Chile y de varias provincias argentinas: Neuquén, Río Negro, Buenos Aires y Chaco. Además de los escritores locales.

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

babiloniagestionliteria@gmail.com

 

Córdoba, Argentina