Comentario de “Salando el río con una cucharita” de Jorge Luján

 

La colección “El llavero”, de Editorial Comunicarte no deja de sorprendernos. Después de la narrativa de Stela Smania con “La calle es mía”, comentado en este sitio por Fernanda Pérez, ahora es el turno de hablar de “Salando el río con una cucharita”, de Jorge Luján, quien nos regala un relato pensado desde la mirada de un niño para el disfrute de alguien mayor.

Podríamos decir que Luján nos ha sorprendido esta vez, ya que con una gran trayectoria de relatos para pequeños, cambió de perspectiva, y en lugar de escribir para niños siendo grande, se hace niño para que lo leamos los adultos.

 

Con un título que parece leerse con tonada cordobesa por lo ocurrente de su idea, “Salando el río con una cucharita” es también la primera novela del escritor cordobés radicado en México que recorre en diferentes espacios y tiempos la vida de un niño hasta que crece hasta dejar de serlo.

Organizada a partir de pequeños capítulos donde cada uno de ellos retrata momentos particulares de la vida de un chico, Luján se esmera en crear atmósferas tan certeras, con detalles tan cuidados, que los relatos se convierten en historias reales y conmovedoras. De hecho, algunas cruzan de cuajo sentimientos tan intensos que por momentos nos será imposibles no retrotraernos a nuestra propia infancia buscando (re)significar aquello que alguna vez pasó y nos dejó sin palabras. Una paliza en la escuela, un familiar desconocido que aparece, enredos en el aula, el vínculo con una religión impuesta, todos son lugares donde el autor entra y sale sin mayores problemas, dejando en cada uno de los texto un engarce más para entender cómo se puede conformar la vida de un adolescente.

 

En esta, su primera novela, Luján no deja nada librado al azar, y por eso se asegura que todos los personajes que seguramente están en la vida de cada chico estén dibujados en esta pintura. De hecho, su vocación como ilustrador le permite al autor utilizar -en el correr de todo el relato- palabras que sirven contar y también para pintar una escena.

Y de simples situaciones infantiles, a medida que el niño que salaba el río con una cucharita  empieza a crecer pasa a ser protagonista de hechos que direccionarán su vida en un futuro. El amor, la amistad, la muerte serán entonces postas ineludibles que deberá enfrentar, para comenzar a entender cómo funciona el mundo de los adultos.

 

Tierna, ágil de leer y profundamente conmovedora, la novela de Jorge Luján no sólo es una sorpresa para sus lectores que lo siguen desde hace décadas, sino un regalo para nuestro niño interior.

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

babiloniagestionliteria@gmail.com

 

Córdoba, Argentina