"Rendición": sucumbir para no claudicar

6 Jul 2017

 

Galardonada recientemente con el Premio Alfaguara de Novela 2017, Ray Loriga recrea un retrato de la guerra y el destierro desde una voz que, por momentos, parece provenir del pasado y en otros de un mundo futurista.

 

 

 

Hay una voz que narra, que describe en primera persona el drama de la guerra. Esa guerra ha dejado a nuestro protagonista y a su mujer sin hijos, ellos se han ido a pelear al campo de batalla. Esa guerra les ha traído además un niño mudo y enigmático que empiezan a criar como propio. Esa guerra los ha llevado al destierro. Esa guerra los ha obligado a peregrinar hacia una “tierra prometida”. Esa guerra es la postal que replica a muchas otras que dejaron y siguen dejando tras de sí pueblos saqueados e incinerados, controles excesivos, violencia extrema, rebeldías, muertos colgados en lugares públicos como escarmiento y una lucha enfermiza por el poder.

En esta guerra, como en cualquier otra, todos se vuelven peligrosos, sospechosos y extraños.

 

En la primera parte de la novela es imposible no relacionar los hechos y situaciones narrados con los acontecimientos bélicos del siglo XX. Sin embargo, cuando los protagonistas arriban a la tan anhelada “ciudad transparente” se deja traslucir cierto clima futurista.

 

En esa urbe todo funciona a la perfección.

Aunque sus paredes vidriadas anulan cualquier posibilidad de intimidad sus habitantes están dispuestos aceptar las normas. ¿Qué es una pared cuando se tiene trabajo, alimento, educación, salud y todas las necesidades cubiertas? Tampoco hay noche y aunque la claridad por momentos se vuelve excesiva vale la pena adaptarse. Todo sea por un régimen que mantienen el orden y la paz.

Sin embargo, también el enojo y la tristeza han sido erradicados. Y esa extraña alegría absurda y permanente es quizá lo que lleva al protagonista a cuestionarse sobre las bondades reales de este sitio.

 

“¿Es suficiente que te pongan la comida en el plato para soportarlo todo?” se pregunta esta voz narrativa, este hombre que va desplegando un relato profundo, visceral y colmado de metáforas.

 

¿Qué pasa cuando se pierde el sentido de la privacidad y todo se vuelvo público y expuesto? ¿Qué  ocurre cuando tenemos todas nuestras necesidades saciadas y perdemos la capacidad y el poder de decidir? ¿Sé es realmente feliz cuando nos invade una alegría estúpida y extrema que anula a los sentimientos reales? ¿Es tolerable para el alma humana tanta "claridad"? Esos interrogantes sirven también para interpelar y mirar con atención este mundo contemporáneo en el que vivimos.

 

Con una estructura narrativa ágil y por momentos laberíntica, el lector descubre una metáfora lúcida que ahonda sobre la pérdida, el destierro, el encierro, el falso bienestar y el totalitarismo.

 

¿Quiénes son los vencedores y quienes los vencidos? Es difícil saberlo, solo queda claro que a veces es preferible rendirse para no claudicar.

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

babiloniagestionliteria@gmail.com

 

Córdoba, Argentina