Anuario 2016: Entrevistas destacadas (Parte II)

29 Dec 2016

Cerrando el anuario de Babilonia Literaria, compartimos una segunda selección de entrevistas destacadas de 2016: Eugenia Almeida, Florencia Bonelli, Mabel Pagano y Perla Suez. 

 

 

 

 

Eugenia Almeida

 

Con tres novelas y un libro de poesía publicados hasta el momento, la cordobesa Eugenia Almeida ha calado hondo en la literatura de los últimos años, no sólo en el ámbito local, sino también nacional e internacional.

 

Su carrera comenzó como comienzan pocos camino para un autor, ganando un premio. Su primer escrito, “El colectivo”, obtuvo la mayor distinción del Premio Internacional de Novela “Dos Orillas” organizado por el Salón del Libro Iberoamericano de Gijón (España), en 2005, y eso le permitió ser leída en España, Grecia, Francia, Italia, Portugal y Austria.

Según comenta la autora, dar un primer gran paso de esta manera modificó quizás muchas cosas, sobre todo sentirse de golpe escritora, aunque no cambió en absoluto su esencia a la hora de crear frente a la máquina de escribir.

Y así siguió transitando en el universo de las letras. Editando con sellos de gran tirada, y alcanzo el reconocimiento de público y colegas. Después vinieron “La pieza del fondo”, el libro de poesías “La boca de la tormenta” y por último, la novela “La tensión del umbral”.

Catalogada muchas veces como uno de los nuevo nombres del género policial cordobés, Almeida asegura también en esta nota que aunque no sólo escribe este tipo de narrativa no le molestan los rótulos, y que todo suma a la hora de alentar a lectura.

Hablando de sus inicios, de las tendencias del mundo literario y su costado como periodista (a cargo de una columna y programa radial en Universidad), la escritora brindó una interesante entrevista a Babilonia.

 

- Comenzaste tu carrera literaria por un camino que no todos los escritores eligen, enviando tu obra "El colectivo" a un concurso, ¿por qué tomaste esa decisión?

-    Tomé esa decisión sin pensar en nada parecido a una “carrera literaria”. Simplemente me llegó el mail de una amiga justo cuando había terminado de escribir “eso” (que en aquel momento yo no me hubiera animado a llamar “novela”). Y la envié. Y pasaron dos años hasta que supe que el libro había ganado ese premio.

 

- ¿En qué crees que influyó esa distinción al inicio de todo, cuando para otros autores los premios son algo poco prioritario o llegan, en todo caso, con años de trayectoria?

-    Me es difícil valorar eso. Influyó muchísimo, cambió muchas cosas. Y en otro sentido, fue muy poco lo que cambió. En relación a la escritura, no cambió nada. Sigo escribiendo por las mismas razones y del mismo modo que antes. En otros aspectos, cambió todo: los libros me han permitido viajar y conocer gente y lugares que no hubiera conocido de otro modo.

 

-    El universo literario/editorial se ha tornado en estos últimos años muy mediático y de gran exposición por parte de los autores, en cambio vos optás por continuar con un perfil más bajo, ¿por qué? ¿qué pensás de este boom donde el nombre del escritor se publicita más que su obra?

- Toda nuestra sociedad está marcada por la exposición. No creo que sea algo sólo del mundo editorial. El borramiento de las fronteras entre lo público y lo privado, la sobreexposición, la permanente exigencia de estar presente en el mundo virtual habla de nuestra época, no de la literatura. No es algo con lo que me sienta cómoda. Por razones laborales uso un teléfono celular, tengo un mail, un blog y, desde
hace muy poco, una cuenta de twitter. Es fácil ponerse en contacto conmigo si alguien necesita algo. No creo que sea necesaria, al menos para mí, una exposición mayor a la que tengo.

 

(Entrevista completa en http://www.babilonialiteraria.com/single-post/2016/04/01/Entrevista-a-Eugenia-Almeida)

 

 

 

 

Florencia Bonelli

 

Su nombre se instaló como sinónimo del amor. Un amor que excede a las parejas protagónicas de sus exitosas novelas, un amor que se sustenta también en esa relación tan cercana y afectuosa que Florencia Bonelli ha logrado construir con sus lectoras. Ellas esperan sus libros con ansias, los devoran en pocos días, adoran a sus protagonistas, y son capaces de viajar kilómetros solo para escucharla y firmar sus ejemplares.

 

Todo eso genera Florencia Bonelli. Todo eso se vive en el universo “bonellista” que desde hace unos años se expandió al público adolescente cuando la escritora decidió iniciar la saga “Nacidas”.

  

Y es justamente que, acompañando la presentación de “Nacida bajo el sol de Acuario”, Bonelli retornará a su Córdoba natal para compartir una charla con el público. La cita será el sábado 20 de agosto a las 16 en el salón Cerro de las Rosas del Hotel Holiday Inn.

 

Las invitaciones ya se agotaron y en las redes crece el entusiasmo de las lectoras quienes, pese a ser ésta una novela juvenil, se mantienen fiel a una de las autoras más populares y exitosas de Argentina.

 

Con su habitual calidez y ese estilo simple y sencillo que la caracteriza, Flor Bonelli dialogó con Babilonia Literaria y habló no solo de “Nacida bajo el sol de Acuario” sino también de sus próximos proyectos literarios.

 

-Florencia nuevamente en Córdoba. Las lectoras estaban esperándote con ansias, ¿cómo estás viviendo estas presentaciones, estos reencuentros con tus seguidoras? 

-Como siempre, con inmensa alegría y expectativa. El corazón me late fuerte por estos días, y ni te digo cuando estoy por entrar en la sala donde mis queridas lectoras están esperándome. Es un momento mágico que disfrutamos tanto ellas como yo.

 

-Venís a presentar una nueva entrega de Nacidas, en este caso "Nacida bajo el sol de Acuario". ¿Cómo es esto de escribir para un público adolescente-juvenil? 

-Es una experiencia que me sorprendió desde el primer momento, desde que comencé a escribir “Nacida bajo el signo del Toro”. No sabía si sería capaz de convertirme en una adolescente de nuevo y hablar el idioma de los chicos de ahora. Espero haberlo logrado. Y digo que la experiencia me sorprendió por lo intensa y estupenda. Creo que hice catarsis escribiendo sobre una época que no recuerdo con especial cariño. Siempre digo que mi adolescencia fue el Medioevo de mi vida. 

 

-¿Qué desafíos te representó la escritura de esta serie? (en cuanto al lenguaje, los códigos juveniles, los temas propios del mundo adolescente, etc.). 

-Presentó muchos desafíos, desde aprender el nuevo lenguaje, que es bien distinto del de los adultos, hasta la manera de vestir y los hábitos. Pero sobre todo quería entender cómo piensan los chicos de ahora. El aspecto tecnológico no fue una cuestión menor, en especial para mí que soy tan poco afecta a la tecnología. 

 

 

(Entrevista completa en www.babila-Florencia-Bonellionialiteraria.com/single-post/2016/08/12/Entrevista-)

 

 

 

 

Mabel Pagano

 

Es porteña hasta la médula pero su corazón se ha dejado conquistar por las tierras cordobesas. Trabaja en Buenos Aires pero muchas de sus creaciones son editadas por sellos locales. Así, con una carrera literaria que se extiende por todo el país, Mabel Pagano es sin dudas una de las novelistas más referenciales del género histórico.

A través de sus libros los lectores hemos descubierto a mujeres inolvidables como Luisa Martel de los Ríos, Manuela Sáenz, Elisa Lynch y Eva Perón, por nombrar solo algunas. Además, también tuvo la audacia de escribir para niños y jóvenes con el objetivo de acercarlos, desde la literatura, al pasado. Pero sus búsquedas siguen, por lo que hace algún tiempo abordó el desafío de llevar adelante una editorial digital.

Mabel Pagano, respetada y querida en el mundo de las letras, es la entrevistada de esta semana de Babilonia Literaria.

 

-En la actualidad hay una especie de "boom" de novelas que abordan cuestiones históricas, sin embargo vos sos una pionera de este género. ¿Qué te impulsó a escribir este tipo de relatos? 

-Todo comenzó cuando estaba escribiendo mi biografía novelada sobre la vida de Eva Perón, “Eterna” (año 1980). En ese momento Dios puso en mi camino al jesuita Hernán Benítez, que había sido su confesor. Terminado ese libro, continuamos con el padre una amistad que perduró hasta su muerte. En uno de nuestros encuentros, yo iba a almorzar a su casa, al menos, un sábado al mes, él me habló de Lorenza Reynafé. Imitando a Borges, dije, perdón por mi ignorancia, pero no conozco a esa señora. Él era cordobés, nacido en pleno centro de la capital, pero su familia tenía campos en la zona de Tulumba, donde pasó los veranos de su niñez y adolescencia, hasta que ingresó al seminario, así que me habló de esa admirable mujer, de su vida, de su familia y, naturalmente, de la tragedia de Barranca Yaco, donde perdió la vida Facundo Quiroga. Me contó algunas anécdotas tan seductoras que me enamoré del personaje. Por ejemplo, que Lorenza inició una demanda a uno de sus primos que, despechado al ver rechazada su propuesta matrimonial, la difamó diciendo que ella iba a la Capital no a estudiar, como efectivamente era, sino a encontrarse con un amante. Que una mujer, en el año 1818 le hiciera un juicio a un hombre para defender su honor, y se lo ganara, merecía un libro. Después, también por intermedio del padre, apareció Luisa Martel de los Ríos, la esposa del fundador don Jerónimo Luis de Cabrera y escribí “Malaventura”. A partir de esas novelas, ya no me aparté del género histórico y tengo mis motivos. A pesar haber vivido bastante, hay ciertos idealismos que conservo, especialmente cuando escribo. La fidelidad, el amor para siempre y a pesar de todo, la espera infinita, el heroísmo, la pasión por la Patria y la lealtad, son valores difíciles de encontrar ahora. En cambio, están presentes en ese pasado que yo rescato. Además, leyendo e investigando, descubrí muchas mujeres, Clara Oliva, Martina Chapanay, Elisa Lynch, Manuela Sáenz, Saturnina Rodríguez Montenegro (Madre Catalina de María), dignas de que se las conozca. Por eso las he transformado en mis heroínas.

 

- ¿Cuáles son los parámetros que te llevan a elegir qué contexto, hecho o personaje merece ser llevado al plano literario? 

-Mis personajes son seres humanos que se equivocan, claro, como todo el mundo, que cometen errores, pero que no por eso olvidan la ética, el heroísmo, los valores eternos, la fe y el idealismo. Y que, aún dentro de sus falencias, pelean por defender los principios en los que creen.

 

(Entrevista completa en http://www.babilonialiteraria.com/single-post/2016/03/25/Entrevista-a-Mabel-Pagano)

 

 

 

Perla Suez

 

El pasado mes de octubre, tuvo lugar en Alemania, la tradicional y destacada Feria del Libro de Frankurt, uno de los encuentros más importantes de la literatura a nivel mundial. Una vez más, miles de expositores de más de 100 países se reunieron, como hace casi 70 años, para intercambiar experiencias y saberes, y Argentina nuevamente fue parte de este fiesta de las letras, con nombres que han representando al país en tan importante evento.

La Cancillería argentina fue la encargada de definir la Delegación Nacional, la cual estaba integrada por escritores y editores, entre ellos, la autora cordobesa Perla Suez, figura destacada de la literatura local. 

Ella, junto a Hernán Ronsino, Gabriela Cabezón Cámara, Inés Fernández Moreno, y los editores de los sellos Fiordo, Editorial Municipal de Rosario, Godot y Kapelusz, fueron entonces los elegidos no sólo para disfrutar de la Feria y exhibir con orgullo nuestra producción nacional, sino también estar atenta y registrar detalles de las nuevas tendencias internacionales.

En diálogo con Babilonia, la narradora, traductora y autora de libros desde hace más de 40 años, con una vastísima trayectoria y que tiene en su haber reconocimientos internacionales - por su última novela "El país del diablo", obtuvo el Premio Sor juana Inés de la Cruz, de México- , contó acerca de su visita a Frankfurt y de las experiencias que les dejó como escritora.

 

- ¿Cuál fue la experiencia más enriquecedora que tuviste al visitar la Feria de Frankfurt?

- La experiencia más interesante fue tomar contacto con editores y traductores principalmente alemanes, y también con mi agente literario. Pienso que es real que la Feria de Frankfurt está pensada para el mercado y negocios editoriales, pero depende con qué actitud vaya el escritor, puede romper la barrera del “escritor solitario” y cumplir un rol activo, de interlocutor, de participar en las decisiones editoriales de su obra, que en otros momentos quizá era insospechado.

 

-  ¿A qué estuviste atenta como lectora/escritora?

- Como es tan enorme la feria, me hubiera gustado recorrer más editoriales y países, pero me concentré básicamente en lo que había en el stand de Argentina, México, Chile y Brasil, que eran los más cercanos y con los que tuvimos mucho contacto. Pero es muy difícil en una feria de esa magnitud mirar todo lo que se está publicando.

 

- ¿Cumplió con tus expectativas? ¿Era como te la imaginabas?

- Las expectativas que yo tenía estaban orientadas a conocer cómo funciona una feria del libro de esas características, pero lo cierto es que llegué y me ocupé de trabajar todo el tiempo, de relacionarme con gente interesada en mi obra que se acercó al stand de Argentina, o a la universidad donde dimos una charla cada autor. Mucha gente me dijo que no valía la pena que vaya a esta feria porque era solo de interés para el mercado editorial, pero realmente fue una experiencia excepcional.

 

(Entrevista completa en http://www.babilonialiteraria.com/single-post/2016/11/11/Entrevista-a-Perla-Suez).

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

babiloniagestionliteria@gmail.com

 

Córdoba, Argentina