Clásicos, cuentos góticos y dramas contemporáneos

10 Feb 2017

Durante todo el año, Babilonia Literaria eligió los jueves como los días para compartir comentarios y reseñas escritas desde nuestra página, sobre novedades editoriales locales, nacionales e internacionales, aunque tampoco estuvieron fuera de la lista clásicos de la literatura universal.

Semana tras semanas, elegíamos hacer foco en un cuento, novela o libro de poesía en particular, rescatando así de las tantísimas publicaciones recientes, lo que llamaba nuestra atención como lectoras.

Desde hoy y hasta el próximo martes, en el marco de este Anuario, te vamos recordar nuestro mejores comentarios, eligiendo los que más nos gustaron escribir. En esta oportunidad te presentamos "Alguien llama a la ventana. Antología del cuento gótico", compilado por la escritora local Cristina Bajo, "Pozo ciego", de la santafecina Alicia Barberis, y en cuanto a los inolvidables, el cuento "El muro", de Jean Paul Sartre, que participó del segmento "Clásicos en Colectivo". 

 

“Alguien llama a la ventana”, de Cristina Bajo

 

Cristina Bajo asegura que uno de los criterios para elegir cada uno de los cuentos que integran la antología "Alguien llama a la ventana" (Edhasa), fue haberse conmovido con sus historias. Y no hace falta conocer demasiado de ella, para saber que como puntillosa lectora y talentosa escritora, su capacidad para sentirse conmovida por un texto se ha agudizado tanto a lo largo de los años, que no debe ser fácil inquietarla.

Por eso, y sólo por eso, vale decir que todos y cada uno de los relatos del tomo al que hacemos referencia, tiene algo que nos dejará –al menos por unos instantes-, totalmente perturbados.

Tan sólo con leer el sugestivo título de dicha antología, nuestros sentidos se preparan para estar atentos a los detalles más insignificantes que nos rodean, y luego, al introducirnos en la lectura, se despiertan cada vez más, para ir descubriendo aquello que se oculta en la oscuridad tanto de nuestra realidad, como de nuestros pensamientos.

Las antologías están pensadas muchas veces como resumen o compilado de aplaudidos cuentos, para aquellos conocedores de géneros y autores, quienes pueden disfrutar en un solo tomo de reconocidos relatos. Sin embargo, creo que “Alguien llama a la ventana”, despertará muchísimo más la atención en los lectores que poco y nada conocen del gótico, a los asiduos en la temática. Es que Bajo se presenta, desde el primer párrafo, como una especie de dama de esta disciplina literaria, que primero nos introduce uno por uno los autores, y luego desanda las historias, haciendo volar nuestra imaginación.

No es casual que en un momento del libro, recuerde cuando su madre les narraba a ella y sus hermanos, todos los días al caer el sol. De la misma manera, ella se cuela entre página y página, haciéndonos creer que ella misma es la que nos está contando lo que leemos.

 

Para continuar leyendo:

http://www.babilonialiteraria.com/single-post/2016/11/10/Comentario-de-Alguien-llama-a-la-ventana-de-Cristina-Bajo

 

 

“Pozo ciego”, de Alicia Barberis

 

 

La primera pregunta que uno se hace cuando lee la contratapa del último libro de Alicia Barberis es cómo hará la autora para hacer de nuestra lectura algo placentero.

¿Podrá hacerlo en realidad? ¿Habrá sido ese su objetivo al escribirlo? ¿O a acaso nos invita a ser parte de una historia donde la tensión jamás se disuelve, enfrentándonos cara a cara a esos infiernos que muchas veces no queremos ver?

Los apenas cuatro párrafos adelantan que en breve comenzaremos a leer la historia de una mujer de ficción, pero parecida a muchas, ligada sí a un hecho real, ocurrido en la provincia de Santa Fe. Hecho que vino a sumar un número más en nuestro país, a las estadísticas de violencia de género  y tragedias familiares, al conocerse la noticia de que Nélida Torres había matado a su marido, y lo había enterrado en el jardín de su casa.

¿Puede entonces un texto lleno de oscuridades, convertirse en algo más que eso?

Pues sí. El arte tiene la capacidad de (re)convertir el infierno. 

Y la primera herramienta que toma Barberis para hacer este interesante trabajo es sumar a las voces de la protagonista -en este caso la “Negra” Torres-, otras muchas más, que harán del libro un relato coral. Entonces no sólo la que habla es ella como mujer, como madre, amiga, hija o vecina, sino también otros y otras, aquellos quienes lograban ver eso que le estaba ocurriendo a ella sin poder (querer) hacer nada.

El carnicero, Rosa Bustos, -su confidente-, una de las carceleras del penal, y sobre todo su hija, Lali, se mezclan en la estructura central de la novela, logrando llenarla de interesantes claroscuros. Como un caleidoscopio, a medida que vamos girando en la historia, nuevas tonalidades van surgiendo, completando aquellos espacios de luz y oscuridad que plantea la vida de la "Negra" Torres.

A partir de estas voces del pasado, pero sobre todo del futuro, es que se marcan los párrafos quizás más esperanzadores. Porque es verdad que ella -la protagonista-,  ya no puede negar lo ocurrido, nadie le puede devolver los años lejos de sus hijos, ni modificar el mote de “asesina” para la historia de su pueblo. Pero sí, puede ser probable que sus generaciones, logren descifrar que nada bueno llega con la violencia.

 

Para continuar leyendo:

 http://www.babilonialiteraria.com/single-post/2016/09/15/Comentario-de-la-novela-Pozo-ciego-de-Alicia-Barberis

 

“El muro”, de Jean Paul Sartre

 

 Acomodado prolijamente en uno de los estantes de mi biblioteca, se presentaba él, y su perfecta ubicación en el anaquel no hacía más que esconderlo del resto de los tomos con los que compartía la hilera. Una edición vieja de principios de la década del ´70, y comprada quizás un poco más acá en el tiempo –en algún saldo de feria, seguramente-, a un módico precio de $7,50, “El muro” se aburría como otros tantos títulos en mi casa, sin que yo me diera cuenta.

Hasta que un buen día su lomo algo ajeado me llamó la atención, y en cuanto lo vi, sentí la curiosidad de leerlo.

No hablaré aquí de corrientes filosóficas, ni de pensamientos intelectuales que cruzaron el eje político, social y cultural del siglo XX, porque sin dudas que no hace falta entender de todo esto, ni de la importancia de la figura del escritor francés Jean Paul Sartre para conmoverse con esta historia.

“El muro” es un cuento y a la vez el nombre de una antología, que reúne –como en el caso de mi edición-, títulos como “La cámara”, “Eróstrato”, “Intimidad” y “La infancia de un jefe”, y conocer sobre la postura filosófica de su autor, los interrogantes que ha tratado de responder a lo largo de su vida y las coyunturas que debió sortear como escritor sin dudas que enriquece nuestra lectura, pero no tiene nada que ver con la sensación que nos dejará al terminarlo.

Un ambiente desolador integrado por figuras opresoras, sin ubicación precisa ni futuro certero es el escenario de “El muro”, una historia que centra la atención en la existencia de un hombre tomado prisionero, quien se cuestiona de principio a fin de qué sirve estar en esas circunstancias.

Privado de todo, y acompañado por personas que desandarán el mismo final que él, siente que la conclusión de sus días no tardará en llegar, y está dispuesto a cerrar su paso por este mundo reflexionando acerca de las contingencias que lo llevaron ahí.

 

Para seguir leyendo:

http://www.babilonialiteraria.com/single-post/2016/06/23/Cl%C3%A1sicos-en-Colectivo-Comentario-breve-de-El-Muro-de-Jean-Paul-Sartre

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

babiloniagestionliteria@gmail.com

 

Córdoba, Argentina