Entrevista a Eugenia Almeida

1 Apr 2016

 

Con tres novelas y un libro de poesía publicados hasta el momento, la cordobesa Eugenia Almeida ha calado hondo en la literatura de los últimos años, no sólo en el ámbito local, sino también nacional e internacional.

 

Su carrera comenzó como comienzan pocos camino para un autor, ganando un premio. Su primer escrito, “El colectivo”, obtuvo la mayor distinción del Premio Internacional de Novela “Dos Orillas” organizado por el Salón del Libro Iberoamericano de Gijón (España), en 2005, y eso le permitió ser leída en España, Grecia, Francia, Italia, Portugal y Austria.

Según comenta la autora, dar un primer gran paso de esta manera modificó quizás muchas cosas, sobre todo sentirse de golpe escritora, aunque no cambió en absoluto su esencia a la hora de crear frente a la máquina de escribir.

Y así siguió transitando en el universo de las letras. Editando con sellos de gran tirada, y alcanzo el reconocimiento de público y colegas. Después vinieron “La pieza del fondo”, el libro de poesías “La boca de la tormenta” y por último, la novela “La tensión del umbral”.

Catalogada muchas veces como uno de los nuevo nombres del género policial cordobés, Almeida asegura también en esta nota que aunque no sólo escribe este tipo de narrativa no le molestan los rótulos, y que todo suma a la hora de alentar a lectura.

Hablando de sus inicios, de las tendencias del mundo literario y su costado como periodista (a cargo de una columna y programa radial en Universidad), la escritora brindó una interesante entrevista a Babilonia.

 

- Comenzaste tu carrera literaria por un camino que no todos los escritores eligen, enviando tu obra "El colectivo" a un concurso, ¿por qué tomaste esa decisión?

-    Tomé esa decisión sin pensar en nada parecido a una “carrera literaria”. Simplemente me llegó el mail de una amiga justo cuando había terminado de escribir “eso” (que en aquel momento yo no me hubiera animado a llamar “novela”). Y la envié. Y pasaron dos años hasta que supe que el libro había ganado ese premio.

 

- ¿En qué crees que influyó esa distinción al inicio de todo, cuando para otros autores los premios son algo poco prioritario o llegan, en todo caso, con años de trayectoria?

-    Me es difícil valorar eso. Influyó muchísimo, cambió muchas cosas. Y en otro sentido, fue muy poco lo que cambió. En relación a la escritura, no cambió nada. Sigo escribiendo por las mismas razones y del mismo modo que antes. En otros aspectos, cambió todo: los libros me han permitido viajar y conocer gente y lugares que no hubiera conocido de otro modo.

 

-    El universo literario/editorial se ha tornado en estos últimos años
muy mediático y de gran exposición por parte de los autores, en cambio
vos optás por continuar con un perfil más bajo, ¿por qué? ¿qué pensás
de este boom donde el nombre del escritor se publicita más que su
obra?

- Toda nuestra sociedad está marcada por la exposición. No creo que sea algo sólo del mundo editorial. El borramiento de las fronteras entre lo público y lo privado, la sobreexposición, la permanente exigencia de estar presente en el mundo virtual habla de nuestra época, no de la literatura. No es algo con lo que me sienta cómoda. Por razones laborales uso un teléfono celular, tengo un mail, un blog y, desde
hace muy poco, una cuenta de twitter. Es fácil ponerse en contacto conmigo si alguien necesita algo. No creo que sea necesaria, al menos para mí, una exposición mayor a la que tengo.

 

-    Otra tendencia, es la presencia de los booktuber o lectores que utilizan las redes para aconsejar sobre títulos y tramas, ¿son las nuevas tecnologías algo a favor o en contra de un arte tan poco moderno como la literatura?

-    No sé si estoy de acuerdo con la última parte de la pregunta… Habría que definir qué entendemos por “moderno”. Con respecto a lo central: me encantan los booktubers. Todo camino que sirva para transmitir el entusiasmo por la lectura, es bienvenido.

 

-    Además de escritora sos periodista, ¿cómo se combinan en tu prosa
estos dos oficios que utilizan la palabra como principal herramienta?

-    El periodismo es mi oficio cotidiano, me marca los tiempos, marca las
extensiones y marca los modos. Es un pequeño desafío cada semana y disfruto mucho haciéndolo. Además, me da de comer. La literatura es la más completa libertad (en tiempos, en estilos, en temas, en búsquedas). Para mí es una excelente combinación. El hecho de que parte de mi trabajo cotidiano sea leer y escribir o hablar sobre libros es como estar practicando un entrenamiento deportivo de alto rendimiento.

 

- La radio es uno de los canales que utilizás para hablar sobre literatura, con tu programa y tu columna, ¿qué te brinda este soporte comunicacional a vos como escritora?

- Muchísimo. La idea de la columna (primero) y del programa (después) fue de César Barraco. Él habilitó esos espacios en Radio Universidad para poder hablar de literatura. Le estoy muy agradecida por eso. Tanto la columna como el programa me enriquecen. Lo disfruto, comparto lecturas, hago radio (que es el medio que prefiero) y ejerzo mi profesión. No es poca cosa.

 

-    Córdoba ha cosechado muchos autores contemporáneos de diferentes géneros, ¿hay un acompañamiento del público federal de esta producción? ¿Cuesta llegar a lectores alejados del territorio?

- Córdoba es muy rica en creatividad. Escritores, editores, hay un circuito muy interesante. Como en todas las provincias, faltan canales de comunicación. ¿Qué sabemos de lo que se publica en La Pampa, por ejemplo? En ese sentido, me parecen valiosas las propuestas que buscan hacer puentes que no necesariamente pasen por Buenos Aires. El año pasado participé de la Feria del Libro de Neuquén y allí conocí el trabajo de colegas de diferentes puntos del país. Fue muy enriquecedor. Propuestas como MICA también me parecen valiosas. Habrá que ver qué sucede en un contexto de retracción de toda política cultural. El nuevo gobierno no parece estar interesado en estas cosas. Me temo que algunos avances que se habían logrado se pierdan ahora. Sería una pena.

 

-    Muchas veces se te ha catalogado como escritora de policial, o género negro, ¿estás de acuerdo con ese rótulo? ¿Escribís a partir de esa definición? ¿Cuáles son tus motivaciones a la hora de narrar?

- Los rótulos son una forma de bajar la ansiedad que nos produce lo desconocido. No me siento una escritora de policial porque no me he dedicado sólo a ese género pero el rótulo me honra. Soy una lectora ferviente de policiales. Mis motivaciones a la hora de narrar son puro deseo. Escribo lo que quiero escribir en ese momento. A veces ha sido un policial (como “La tensión del umbral”), a veces ha sido un libro
de poesía (como “La boca de la tormenta”).

 

-    ¿Estás trabajando en una nueva producción? ¿Nos podés contar al respecto?

- Estoy escribiendo una novela. Pero por ahora no puedo contar nada. No
es cábala ni reticencia: aún no logro ver bien por dónde va la
historia.


 

 

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

babiloniagestionliteria@gmail.com

 

Córdoba, Argentina